El proyecto LIFE Desfragmentación Oso

Entre 2009 y 2011 la Fundación Oso Pardo (FOP) desarrolló el proyecto LIFE Corredores Oso, que permitió establecer un clima social favorable a la presencia del oso pardo, contribuyendo a la eliminación de riesgos y a la concienciación social sobre la importancia de su presencia en el corredor interpoblacional. El trabajo social se completa ahora en este nuevo proyecto LIFE Desfragmentación Oso con una intervención directa sobre el hábitat con el objetivo de consolidar la conectividad en este corredor entre las subpoblaciones cantábricas de oso.

El objetivo general del proyecto LIFE Desfragmentación Oso es asegurar la viabilidad a largo plazo de la población cantábrica de oso pardo, desfragmentando el corredor interpoblacional cantábrico y consolidando el intercambio genético y demográfico entre las dos subpoblaciones.

Los objetivos específicos del proyecto son los siguientes:

1.- Favorecer el movimiento y dispersión de osos entre las subpoblaciones cantábricas mejorando la cobertura y disponibilidad trófica de los principales pasillos de hábitat en el corredor interpoblacional y eliminando los “gaps” detectados.

2.- Garantizar la conectividad entre ambas subpoblaciones mediante acciones de desfragmentación en el entorno de infraestructuras actualmente en funcionamiento.

3.- Contribuir a la recuperación demográfica y genética de la subpoblación oriental cantábrica, favoreciendo su rescate con dispersantes occidentales.

4.- Contribuir a la consolidación progresiva del corredor interpoblacional como un espacio de presencia permanente de oso pardo y futura área de reproducción.

5.- Incrementar la información y sensibilidad social de agentes locales y colectivos profesionales sobre la importancia de la conectividad y la conservación del oso pardo.

Estos objetivos coinciden con los establecidos en la Estrategia para la conservación del oso pardo cantábrico en España. Para lograr su cumplimiento, los trabajos sobre el hábitat se desarrollarán en los lugares más importantes para la conectividad. El proyecto prevé la plantación de 180 bosquetes de conectividad dispersos por el territorio, la adecuación mediante plantaciones y mejora del entorno en los pasos potenciales existentes en las infraestructuras viarias que atraviesan el corredor y la restauración de algunos hábitats de interés comunitario o de especial interés para el oso pardo y poco representados en el corredor. Estos trabajos incluirán la plantación de más de 60.000 árboles y arbustos productores de fruto y cobertura para el oso. Para la adecuada preparación de estas acciones de conservación se plantea la firma de convenios de colaboración con las administraciones locales y la redacción de diversos documentos técnicos. Parte de las acciones de plantación de bosquetes se realizarán en fincas adquiridas por la FOP para el proyecto y el resto en fincas y terrenos bajo acuerdos de Custodia del Territorio con sus propietarios. Todas las acciones de conservación conllevan los correspondientes trabajos de seguimiento técnico y científico, avalados por un Comité Científico del proyecto. Finalmente, se incluye un amplio conjunto de acciones de divulgación y diseminación, entre las que se pueden resaltar el trabajo de plantación con voluntarios, las visitas de habitantes locales a las plantaciones, la organización de eventos reivindicativos, la elaboración de material divulgativo y la preparación y difusión de video-noticias y un documental en castellano e inglés.

El beneficiario coordinador del proyecto es la FOP, que cuenta con el apoyo financiero del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Fundación Biodiversidad, la Junta de Castilla y León y Gas Natural Fenosa; y la colaboración del Principado de Asturias y los ayuntamientos de Los Barrios de Luna, Cármenes, La Pola de Gordón, Sena de Luna, Valdelugueros, Valdepiélago, Vegacervera y Villamanín.