Montes y fincas

La finalidad de este proyecto es adquirir terrenos en el núcleo reproductor osero más importante del occidente cantábrico, con el objeto de conservar hábitats de calidad, crear una red de puntos de alimentación natural y desarrollar modelos de gestión compatibles con la conservación del oso.

Para ello se compran porciones de montes proindivisos, lo que permite a la FOP ser copropietaria de todo el monte y participar en su gestión. La FOP es copropietaria de 14 montes que suman 110 km2 de hábitat de excelente calidad para el oso y para el urogallo cantábrico, otra de las especies más amenazadas de la fauna española. De hecho, la calidad de hábitat es tal que, en esta década, todos los años se localizan en estos montes de tres a seis osas acompañadas de sus oseznos.

En las mismas zonas que los montes, la FOP viene comprando fincas que son plantadas con especies productoras de frutos apetecidos por el oso. Actualmente la FOP es propietaria de 114 fincas que suman 48 hectáreas.

La FOP viene adquiriendo montes y fincas con fondos del programa LIFE de la Unión Europea y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.