Oso y tradiciones

 

El oso pardo cantábrico ha ocupado históricamente territorios humanizados, por lo que existen numerosas manifestaciones culturales asociadas a la especie. Una de las más singulares es la existencia de cortinos y talameiros, construcciones tradicionales de piedra utilizadas para albergar colmenas y mantenerlas a salvo de los osos. La Fundación Oso Pardo (FOP) ha adquirido algunas de estas construcciones para que puedan conservarse como un patrimonio de gran interés etnográfico.

Se ha restaurado el cortín del monte de Larón (Cangas del Narcea, Asturias), propiedad de la FOP y un excelente ejemplo de construcción asociada al oso.

También cabe mencionar en este apartado el apoyo dado a la recuperación y el mantenimiento de La Vijanera de Silió, en Cantabria, convertida en una de las escasas pervivencias de los carnavales de invierno que antiguamente fueron comunes en la Cordillera Cantábrica y en los Pirineos, y en los que el oso tiene un marcado protagonismo.

vijanera-cortin-centroOso y amo, Vijanera de Silió (Cantabria). Cortín propiedad de la FOP en Asturias