Es la primera vez que tres proyectos LIFE de conservación del oso pardo, junto a organizaciones que trabajan en el ámbito de la educación ambiental, establecen lazos con vocación de permanencia para obtener resultados más robustos.

El seminario “Educación Ambiental y Territorio Oso”, organizado por la Fundación Oso Pardo (FOP) y la Universitat de Lleida, reunió en la jornada de ayer en el Centro de Investigación del Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria (CIMA), a representantes de los tres proyectos LIFE que, financiados por la Unión Europea, desarrollan actualmente entre otras acciones, programas educativos para favorecer la conservación del oso pardo. En conjunto, el trabajo de las instituciones y organizaciones participantes abarca la totalidad del área de distribución de la especie en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. Por parte de los proyectos LIFE han asistido representantes de la Universitat de Lleida, de la Generalitat de Catalunya, de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León y de la FOP. Además, se han sumado al trabajo en red la Fundación Oso de Asturias (FOA) y el propio CIMA, que cuentan también con una larga trayectoria en educación ambiental.

Todos ellos han acordado poner en común materiales y propuestas con el objetivo de mejorar la eficacia de los resultados de sus respectivos programas educativos. Para ello se creará una plataforma digital en la que cada participante aportará sus herramientas y estrategias, y podrá acceder a los materiales de los demás miembros. La plataforma servirá, asimismo, de canal permanente de comunicación y estímulo a la innovación de ideas que den continuidad a la red con posibles proyectos futuros.

Por otra parte, todos los asistentes han coincidido en la necesidad de abordar un amplio trabajo de seguimiento de resultados de los distintos programas y diseñar una serie de indicadores comunes que sirvan para evaluar el impacto real que estos tienen sobre la sociedad. El director del CIMA, Jesús García, y la responsable de la parte educativa de PirosLife y profesora de la Universitat de Lleida, Sofía Isus, han asumido el compromiso de preparar conjuntamente las líneas maestras de la metodología de evaluación.

“La educación ambiental con los escolares es la mejor inversión de futuro”

La jornada ha servido para experimentar un primer intercambio de los materiales que más éxito tienen entre los escolares: alfombras con huellas y siluetas para comparar su tamaño con el de los osos, cuentos con olores, bolsas de distintos tactos de piel y pelo… “la intención es despertar los sentidos y la curiosidad”, han explicado los formadores del PirosLife. “La educación ambiental con los escolares es la mejor inversión de futuro porque ellos tomarán las decisiones dentro de 25 o 30 años”, ha ilustrado Sofía Isus. “El principal reto que nos encontramos es el de hacerles entender que habitamos en un espacio compartido con otras especies. Hemos vivido muchos años con la idea imperante de que el hombre es el centro y dueño de la naturaleza y esta mentalidad tiene que cambiar. Además, hay que aprovechar que los niños ejercen, a su vez, de educadores de los padres”, ha señalado.

El director de la FOA, Pepín Tuñón, ha llamado la atención sobre el efecto muy positivo de dos décadas de trabajo en educación gracias a las osas Paca y Tola, las dos hembras cantábricas irrecuperables que desde 1996 se mantienen en cautividad dentro de un amplio cercado visitable en Proaza (Asturias) y al reclamo que supone La Senda del Oso. “El oso es un elemento dinamizador de nuestra economía como demuestra el desarrollo del turismo en toda la comarca de los Valles del Oso. Cada año crece el número de visitantes a la Casa del Oso de Proaza”, ha detallado Tuñón.

Víctor González, de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, ha destacado el creciente interés que despierta el oso en la sociedad: “Es la primera especie por la que preguntan los participantes en nuestros programas de educación y comunicación, y lo que intentamos es trasladar la imagen del oso como especie paraguas para conservar el territorio de manera integral”.

El presidente de la FOP, Guillermo Palomero, ha recordado que 80 mil escolares han pasado ya por los programas de educación ambiental de la fundación, pero ha destacado también que “los adultos son igualmente un objetivo muy importante de la información ambiental, con colectivos clave como los cazadores o los agentes de desarrollo rural. Resulta sorprendente que en la sociedad de la comunicación sigan existiendo mitos sobre el oso, cuando tenemos ejemplos tan positivos de convivencia con el animal como el del Parque Natural de Somiedo”, ha declarado.

La jornada ha continuado por la tarde con la realización de un itinerario didáctico a pie en el municipio de Campoo de Suso (Cantabria). Dos miembros de las Patrullas Oso de la Fundación Oso Pardo han mostrado a los participantes esta actividad diseñada para escolares, un paseo amenizado con juegos y búsquedas de indicios para conocer al oso y los valores naturales que acompañan a la presencia de esta especie en peligro de extinción.

Durante la mañana de hoy los participantes han visitado los centros de interpretación de la Fundación Oso Pardo y del Parque Natural de la Montaña Palentina.

Participantes en el Seminario “Educación Ambiental y Territorio Oso”: Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) del Gobierno de Cantabria, Departament d´Ensenyament de la Generalitat de Catalunya, Universitat de Lleida, Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, Fundación Oso de Asturias y Fundación Oso Pardo.

Programa PirosLife Catalunya, por la consolidación de una población de oso en los Pirineos centrales en buena cohabitación con las actividades humanas y especialmente con la ganadería extensiva, está gestionado por la Generalitat de Catalunya, y cuenta como socios al Conselh Generau d´Aran, a la Universitat de Lleida y a la Fundación Oso
Pardo.

Programa Life Oso Courel, actuaciones para favorecer la expansión del oso pardo y minimizar conflictos con las actividades humanas en los nuevos territorios de la Serra do Courel, está gestionado por la Fundación Oso Pardo, y cuenta como socios a la Xunta de Galicia y a la Asociación Galega de Custodia del Territorio.

Programa Life Natura 2000 + Oso, está gestionado por la Fundación Oso Pardo y cuenta como socia con la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León. Su objetivo es favorecer el conocimiento de la especie y de la Red Natura, promover cambios de comportamiento y la creación de estructuras de gobernanza que contribuyan a la conservación de la Red Natura y del oso en los territorios de la subpoblación oriental cantábrica y la subpoblación occidental pirenaica.