La iniciativa trabaja por reducir el conflicto y tiene vocación de continuar.

Por iniciativa de un grupo de alcaldes de zonas loberas de Cantabria, el viernes 6 de julio tuvo lugar en el Ayuntamiento de Cabezón de la Sal un encuentro con organizaciones conservacionistas con el objeto de avanzar hacia la mejor convivencia posible entre la ganadería extensiva y la presencia de lobo. La reunión se prolongó durante más de dos horas y sirvió para repasar esta problemática y resaltar la necesidad de lograr acuerdos entre el territorio, los ganaderos, la administración y los grupos conservacionistas. El encuentro se desarrolló en un ambiente totalmente distendido, en el que todos estuvimos de acuerdo en buscar los mejores consensos posibles y reducir tensiones en torno al tema. Se quedó en seguir avanzando y en celebrar una nueva reunión el próximo mes de septiembre.

Asistieron los alcaldes convocantes de Cabezón de la Sal, Ruente, Cabuérniga, Vega de Liébana, Arena de Iguña y Herrerías, y representantes de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Ecologistas en Acción, ARCA, Fundación Naturaleza y Hombre, y Fundación Oso Pardo.