La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales actualizará el convenio con la FOP cuyo origen se remonta a 2004 y que ha permitido desarrollar con éxito numerosos proyectos y actividades de conservación, investigación y educación ambiental.

Mediante el nuevo convenio, que no supondrá obligaciones económicas para ninguna de las partes, el Principado y la FOP intercambiarán información relevante y aunarán esfuerzos para favorecer cambios de actitud entre la población local, y la sociedad en general, fomentando la aceptación social del oso. También colaborarán en las revisiones del plan de recuperación de la especie y en la elaboración y la ejecución de protocolos para evitar conflictos con humanos.

El acuerdo incluye, asimismo, el diseño de métodos estandarizados de seguimiento genético y demográfico. En este contexto cobra especial relevancia la cooperación entre ambas partes para elaborar el censo anual de osas con crías, que es el instrumento más eficaz para conocer la evolución de la población cantábrica. La metodología empleada ha sido aceptada por la comunidad científica. De esta forma, habrá un intercambio permanente de información para hacer los seguimientos.