Marcas en árbol


Durante la primavera, cuando tiene lugar el celo, los osos machos marcan con mordiscos y arañazos los troncos de los árboles para comunicar su presencia e intenciones a otros congéneres. También las osas y los jóvenes osos arañan y se rascan en los troncos de los árboles a lo largo del año. Igualmente es posible detectar ramas rotas que evidencian que un oso ha trepado a un roble o a un cerezo para alimentarse.